Spanish Catalan English French German

Calculadora del grado de dependencia

Obtenga una aproximación acerca del Grado de Dependencia de una persona. La calculadora le orientará sobre las posibilidades de recibir las ayudas de la Ley de la Dependencia así como recursos asociados a estas ayudas.

http://www.amegmadrid.org/IMAGENES/bannercalculadora.jpg

IMPORTANTE: Esta calculadora de la dependencia está adecuada al Baremo en vigor desde el 18 de febrero de 2012

La Ley 39/2006 de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, comúnmente conocida como "Ley de Dependencia" o LAPAD tiene como elemento clave la valoración del grado de dependencia.

La valoración de dependencia que tendrá en cuenta la administración la realiza un equipo de profesionales con la acreditación correspondiente. Lo que tiene a continuación es un formulario basado en los criterios de la Ley y de los decretos que regularon la calculadora original y la actualizada (504/2007 y 174/2011).

Si responde verazmente, obtendrá una valoración bastante aproximada del nivel de dependencia de la persona (gran dependencia, dependencia severa o dependencia moderada),

aunque de ninguna forma podrá sustituir a la que determine el equipo de profesionales. Recuerde que a partir de 2012 los niveles de dependencia dentro de los tres grados han sido suprimidos de forma que ahora sólo quedan tres grados de dependencia.

Responder a todas las preguntas le llevará entre 10 y 20 minutos.

La calculadora de la dependencia ha sido elaborada por Josep de Martí, licenciado en Derecho y Gerontólogo Social siguiendo las pautas del Decreto de Baremo.

¿Qué es la ley de Dependencia?

La Ley de Dependencia, (aprobada en diciembre del 2006), es una Ley Universal a la que tienen derecho todos los ciudadanos y ciudadanas españoles que no pueden valerse por sí mismos por encontrarse en situación de dependencia. Con esta Ley nace el cuarto pilar del Estado de Bienestar, que configura el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia, conocido como el SAAD. A través de esta ley se pretende alcanzar la autonomía personal de las personas dependientes y de sus cuidadores. Para ello, el Estado y las Comunidades Autónomas, se han dotado de unos recursos y prestaciones a los que podrán acceder todas aquellas personas que cumplan los requisitos establecidos en la Ley de Dependencia

De la Ley de Dependencia extraemos las siguientes definiciones que nos ayudan a comprender qué se entiende por Autonomía, por Dependencia y cuales son los Grados de Dependencia.

Definición de Autonomía

Se entiende por Autonomía a "la capacidad de controlar, afrontar y tomar, por propia iniciativa, decisiones personales acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias, así como de desarrollar las actividades básicas de la vida diaria".

Definición de Dependencia

Se entiende por Dependencia al "estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal".

Grados de Dependencia

La Ley clasifica las situaciones de dependencia en tres grados.

Los organismos competentes de cada Comunidad Autónoma serán los encargados de aplicar el baremo de medición oficial y común a todo el estado. Este grado de dependencia sirve para repartir los recursos y prestaciones según las necesidades de cada caso.

Los grados de dependencia estipulados por la Ley de Dependencia son los siguientes.

  1. Primer Grado o dependencia moderada: Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día, (por ejemplo, para comer y beber, controlar la micción o la defecación, lavarse, vestirse...), o necesitan ayuda intermitente o limitada para mantener la autonomía personal.
  2. Segundo Grado o dependencia severa: Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requieren el apoyo permanente de un cuidador, o necesitan mucha ayuda para mantener la autonomía personal.
  3. Tercer grado o gran dependencia: Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía, necesitan el apoyo indispensable y continuo de otra persona, o bien tienen necesidad de ayuda total para mantener la autonomía personal.

Con el fin de poder asignar los recursos de forma justa en cada caso, y calificar cada situación, cada grado se ha subdividido en dos niveles. Mediante el Baremo de Medición oficial, a cada caso se le asignará una de las seis categorías.. La Ley de Dependencia repartirá equitativamente sus recursos entre estas seis categorías.

De acuerdo con las últimas estadísticas publicadas por el Imserso (Instituto de Mayores y Servicios Sociales), más de 750 000 personas reciben prestaciones por dependencia, de las cuales el 66 % son mujeres y el 34 % son hombres. Más de la mitad de los beneficiarios son mayores de 80 años.

Para más información y preguntas frecuentes, puede consultar la web del Departamento de Bienestar Social y Familia de la Generalitat de Cataluña

ayuda dependencia

 

 

Què es BIAS?

BIAS , es la ortopedia solidaria de Sabadell que ofrece ilusión, bienestar y autonomía, mediante más de 8000 referencias de ayudas técnicas.
Leer más...

Contacto

Via Massagué, 65 

08201 Sabadell  (Barcelona)

937 481 851

info@ortopediasabadell-bias.com

Políticas Legales

Las cookies nos permiten mejorar nuestros servicios. Si continúa con la navegación, está aceptando el uso de nuestras cookies. Mas información Acepto